Enf. Cardiovasculares - Publicado el 23 de septiembre de 2021

¿Son útiles los sustitutos de la sal común?

¿Son útiles los sustitutos de la sal común?

El uso de sustitutos de la sal, en los que el sodio se reemplaza por potasio, podría reducir la presión arterial, aunque la evidencia de un efecto beneficioso sobre las enfermedades cardiovasculares y la mortalidad es escasa.

Un equipo dirigido por investigadores del Instituto George para la Salud Global, en Sydney, Australia, realizaron una investigación en la que participaron personas de 600 aldeas rurales de China. El equipo de investigadores reclutó a adultos con antecedentes de accidente cerebrovascular o aquellos con 60 años o más y presión arterial alta. Esto se definió como una presión sistólica > 140 mmHg si estaba recibiendo tratamiento o > 160 mmHg si no estaba en tratamiento.

Las aldeas se asignaron al azar en una proporción de 1: 1 al grupo de intervención, en el que los participantes utilizaron un  sustituto de la sal (75% de cloruro de sodio y 25% de cloruro de potasio en masa), o al grupo de control, en el que los participantes continuaron utilizando sal común (100% cloruro de sodio).

El resultado primario fue el accidente cerebrovascular y los resultados secundarios fueron los eventos cardiovasculares adversos importantes y la muerte por cualquier causa, y el resultado de seguridad fue la hiperpotasemia clínica.

Un total de 20.995 personas con una edad media de 65,4 años (49,5% mujeres) se inscribieron en el ensayo. El 72,6% tenía antecedentes de accidente cerebrovascular y el 88,4% antecedentes de hipertensión. La duración media del seguimiento fue de 4,74 años.

La tasa de accidente cerebrovascular fue menor con el sustituto de sal que con la sal regular (29,14 eventos frente a 33,65 eventos por 1000 personas-año). Además, tanto la tasa de eventos cardiovasculares mayores, como la muerte fueron significativamente menores en el grupo de sustituto de sal. En términos de seguridad, no hubo diferencias significativas en el nivel de hiperpotasemia.

Los autores concluyeron que el uso de sustitutos de la sal en personas con hipertensión y un accidente cerebrovascular previo condujo a una reducción significativa no solo en los accidentes cerebrovasculares futuros, sino también en los principales resultados cardiovasculares.

Fuente: IntraMed

Para más información: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=99065