Asocian cenar temprano con un menor riesgo de sufrir cáncer de mama y próstata

Publicado el 25 de julio de 2018


Cenar temprano o esperar al menos dos horas antes de irse a la cama se asocia en ambos casos con un menor riesgo de sufrir cáncer de mama y de próstata, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), de España.

De acuerdo al trabajo publicado en la revista International Journal of Cancer, las personas cenan antes de las 21 o esperan al menos dos horas antes de acostarse tienen cerca de un 20 % menos de riesgo de desarrollar este tipo de tumores que quienes comen después de las 22 o que aquellas que se acuestan inmediatamente después de cenar.

El investigador del ISGlobal Manolis Kogevinas destacó que, hasta ahora, los estudios en personas sobre alimentación y cáncer se habían concentrado en los patrones de la dieta, analizando por ejemplo si las personas comen carne roja, frutas o verduras, o bien estableciendo relaciones con la cantidad de alimentos y la obesidad.

Sin embargo no se había prestado atención a otros factores que rodean un acto tan cotidiano como el comer: las horas de ingesta y las actividades que se llevan a cabo antes y después, sostuvo.

"La evidencia reciente en estudios experimentales indica que el momento de comer es importante y muestra que hacerlo en horas tardías afecta a la salud", ha señalado el investigador.

eLearning | Posgrados 2018