Otros - Publicado el 29 de abril de 2021

Comer fuera de casa y su efecto sobre la salud

Comer fuera de casa y su efecto sobre la salud

El Departamento de Agricultura de EE.UU. estimó que la ingesta diaria de energía de los estadounidenses proveniente de comidas realizadas fuera del hogar, aumentó del 17% en 1977-1978 al 34% en 2011-2012.

La comodidad, el ambiente y la buena comida son algunas de las razones que originan este hábito, pero se ha demostrado que los platos tienden a ser más densos en energía, grasa y sodio, y al mismo tiempo, contienen menor cantidad de frutas, verduras, cereales integrales y nutrientes protectores como fibras alimentarias y antioxidantes. 

Comer fuera con asiduidad estaría relacionado con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y biomarcadores de otras enfermedades crónicas. Sin embargo, es poco el conocimiento existente sobre la asociación entre este hábito y el riesgo de mortalidad. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Iowa en Estados Unidos utilizó datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por su sigla en inglés) para examinar la asociación entre la frecuencia del consumo de comidas preparadas fuera de casa con la mortalidad por todas las causas, enfermedades cardiovasculares y cáncer, en esta gran muestra representativa a nivel nacional de adultos estadounidenses.

El estudio incluyó a 35.084 adultos de 20 años o más de la NHANES 1999-2014 que informaron de sus hábitos dietéticos, incluida la frecuencia de comer comidas preparadas fuera del hogar.

Durante el seguimiento, se produjeron 2.781 muertes, incluyendo 511 defunciones por enfermedad cardiovascular y 638 por cáncer. Tras el ajuste por edad, sexo, raza/etnia, estatus socioeconómico, factores dietéticos y estilo de vida, e índice de masa corporal de mortalidad entre los participantes que comían fuera de casa con mucha frecuencia (2 veces o más/semana) en comparación con los que rara vez lo hacían (menos de 1 vez/semana) fue de 1,49 para la mortalidad por todas las causas, 1,18 por enfermedades cardiovasculares y 1,67 por cáncer.

Estos resultados permitieron al equipo de investigadores concluir que el consumo frecuente de comidas preparadas fuera de casa estaría significativamente asociado con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas. La asociación con la mortalidad cardiovascular y por cáncer justificaría investigación adicional.