Dieta alta en grasas, ¿cómo cambia la microbiota?

Publicado el 20 de febrero de 2019


Esta investigación tenía por objetivo ver si los diferentes niveles de grasa en la dieta podrían alterar las bacterias intestinales en adultos jóvenes sanos de China, donde los hábitos alimentarios se están moviendo de una dieta tradicional baja en grasa y alta en carbohidratos a una relativamente alta en grasa y baja en carbohidratos.

Los investigadores dividieron a 217 jóvenes sanos de 18 a 35 años de peso normal en tres grupos dietéticos al alterar la proporción de carbohidratos (arroz blanco y harina de trigo) y grasa (principalmente aceite de soja), pero, por lo demás, mantienen el contenido de fibra y proteína igual.

Las tres dietas fueron: baja en grasa, equivalente al 20 por ciento de la ingesta de energía; con grasa moderada, equivalente al 30 por ciento de la ingesta de energía; y de alto contenido de grasa, que representa el 40 por ciento de la ingesta de energía. Cada participante se mantuvo en su dieta particular durante seis meses, y su impacto en sus bacterias intestinales y desencadenantes inflamatorios a través de muestras de sangre y fecales tomadas al inicio y al final de los seis meses.

Después de seis meses, los participantes en los tres grupos habían perdido peso, y los que seguían la dieta baja en grasas eran los que más perdían. Pero fueron evidentes ciertos cambios, con posibles implicaciones para la salud a largo plazo, en las muestras del grupo de dieta alta en grasas.

 Aunque no hubo cambios importantes en el volumen general de bacterias intestinales entre los tres grupos, el número de bacterias beneficiosas que producen ácidos grasos de cadena corta, incluido el butirato, aumentó en el grupo que seguía una dieta baja en grasas. Por el contrario, el número de estas bacterias benéficas se redujo en el grupo de la dieta alta en grasas.

Las especies de 'Bacteroides', que se asociaron con niveles más altos de colesterol, fueron más comunes entre las personas con dieta alta en grasas. Además, la dieta alta en grasas se relacionó con cambios significativos y potencialmente perjudiciales en el metabolismo de los ácidos grasos de cadena larga.

Los científicos enfatizan que el muestreo solo se realizó al inicio y al final del ensayo, y que habría surgido un cuadro más completo de los cambios microbianos con un muestreo más frecuente. Y como los tres grupos perdieron peso, no está del todo claro si la pérdida de peso provocó los cambios observados, o viceversa, y como los participantes del estudio eran todos jóvenes, sanos y de peso normal, los hallazgos podrían no ser más aplicables, agregan.

Pero los hallazgos parecerían ilustrar la necesidad de frenar la ingesta de grasas en la dieta, sugieren.

eLearning | Posgrados 2019
Curso Internacional de Nutrición Deportiva
Federación Mexicana de Nutrición Deportiva y TecSalud de Monterrey

Curso Internacional de Nutrición Deportiva

INICIA EN 8 DIAS | INSCRÍBETE