Otros - Publicado el 13 de julio de 2021

El año de la pandemia dominado por un repunte del hambre mundial

El año de la pandemia dominado por un repunte del hambre mundial

Según el informe sobre la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el mundo (SOFI 2021, por sus siglas en inglés), en los últimos años, varios factores han desviado al mundo de la senda que lleva a poner fin al hambre y la malnutrición mundiales en todas sus formas para 2030. Las dificultades han aumentado a raíz de la pandemia de la COVID-19 y de las medidas para contenerla.

Este documento realizado por la FAO, Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Unicef, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS),  es la primera evaluación realizada para 2020 sobre la inseguridad alimentaria y la malnutrición y se ofrecen algunas indicaciones sobre la posible magnitud del hambre para 2030 teniendo en cuenta las complicaciones derivadas de los efectos duraderos de la pandemia de la COVID-19.

En el año 2020, entre 720 y 811 millones de personas en el mundo se enfrentaron al hambre, es decir 118 millones más que en 2010. Más de la mitad de esas personas mal alimentadas viven en Asia (418 millones), más de un tercio en África (282 millones) y 8% (60 millones) en América Latina.  Además, según informan los expertos, 22% (149 millones) de niños de menos de cinco años estarían afectados por un retraso de crecimiento y destacan los problemas de desarrollo cognitivo que afectarán la vida de esos menores

Según las proyecciones de este informe, "cerca de unos 600 millones de personas podrían sufrir hambre en 2030, en parte a raíz de los efectos de largo plazo de la pandemia de Covid-19 en la seguridad alimentaria mundial, es decir 30 millones más que en un escenario en el que no hubiera habido pandemia.