Ganadores del Premio Nobel en Química estudian una posible cura para la diabetes

Publicado el 11 de octubre de 2019


Tal como señaló el Jersalem Post, lograron crear un páncreas artificial que se implantaría en el paciente y se conectaría con sus vasos sanguíneos, logrando medir el azúcar del cuerpo y a su vez secretar una cantidad óptima de insulina para poder equilibrar el azúcar en la sangre.

“Esta es una nueva forma de tratar la diabetes. Hoy, solo tienes formas de controlar la enfermedad. Esta es una cura. El páncreas diabético ha perdido la función de secretar insulina y se la devolvemos. El paciente nunca debería tener que inyectarse insulina en su cuerpo nuevamente”, explicó uno de los expertos.

En un procedimiento ambulatorio y con anestesia local, el páncreas bioartificial se implantaría debajo de la piel.

Hasta el momento el procedimiento se ha probado con éxito en animales y los ensayos clínicos en humanos comenzarán a realizarse dentro de los próximos 12 meses.

eLearning | Posgrados 2019