Habrían hallado el interruptor cerebral para ‘apagar’ el deseo por los dulces

Publicado el 04 de junio de 2018


Se sabe que los sistemas de recompensa en el cerebro no funcionan igual en las personas obesas que en las ‘delgadas’, lo que podría explicar que la pérdida de apetencia por los alimentos ricos en azúcar no sea tan acusada en los individuos con un índice de masa corporal (IMC) elevado. Sin embargo, podría haber una manera de anular este anhelo por los azúcares. Y es que investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York (EE.UU.) han hallado el interruptor cerebral que dispara el deseo por los dulces y, a la vez, provoca el rechazo por los alimentos amargos.

Concretamente, el estudio, llevado a cabo con un modelo animal –ratones– y publicado en la revista «Nature», muestra que el sistema cerebral de procesamiento de los sabores, responsable de liberar los recuerdos y emociones que se disparan cuando se saborea un alimento, está formado por pequeños conjuntos de neuronas que pueden ser aislados, modificados o eliminados. Así, y en los que respecta al deseo por los dulces –y el rechazo por los alimentos amargos–, tan ‘solo’ habría que manipular un grupo de neuronas localizado en la amígdala para acabar, de una vez por todas, con este anhelo.

eLearning | Posgrados 2018
Práctica Basada en la Evidencia para Profesionales Sanitarios
Academia Española de Nutrición y Dietética

Práctica Basada en la Evidencia

INICIA EN 7 DIAS