La dieta mediterránea evita que el cerebro se encoja con el envejecimiento

Publicado el 21 de mayo de 2018


Entre otras consecuencias, el paso de los años hace que nuestras funciones cognitivas se vayan poco a poco deteriorando. Un efecto del envejecimiento que se hace patente una vez la persona alcanzada una edad avanzada, en la que el pensamiento, la orientación y la memoria no funcionan tan bien como cuando era joven. Y es que con el devenir de los años, nuestro cerebro se va ‘encogiendo’, por lo que sus capacidades se van mermando. Pero, ¿no hay nada qué se pueda hacer para evitar esta pérdida de volumen cerebral? Pues sí. Hacer ejercicio, dado que como ya mostrara un estudio publicado hace año y medio, el sedentarismo acelera la pérdida de volumen cerebral a partir de los 50 años. Y asimismo, seguir una dieta saludable. Y es que como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico de la Universidad Erasmus en Rotterdam (Países Bajos), las personas que siguen una dieta como la mediterránea, esto es, rica en verduras, frutas y pescado, tienen cerebros de mayor tamaño. O así sucede, cuando menos, en los mayores.

Como explica Meike W. Vernooij, directora de esta investigación publicada en la revista «Neurology», «distintos estudios han demostrado que las personas con cerebros de mayor volumen tienen mejores capacidades cognitivas, por lo que las intervenciones para mejorar la calidad de la dieta podrían constituir una buena estrategia para mantener las capacidades de pensamiento en los mayores».

eLearning | Posgrados 2019