La leche y los productos lácteos, no relacionados con la obesidad infantil

Publicado el 29 de mayo de 2018


La investigación, que se presenta en el Congreso Europeo de Obesidad celebrada en Viena, Austria, tampoco encontró "razones mecanicistas subyacentes" para apoyar la teoría de que la leche y los productos lácteos promueven el aumento de peso excesivo o elevan el apetito.

Anestis Dougkas, quien dirigió la investigación, y sus colegas analizaron datos de 43 estudios transversales, 32 estudios longitudinales de cohortes y 20 ensayos aleatorios que examinaron los efectos de la leche entera y baja en grasa y otros productos lácteos ingeridos en la obesidad durante la infancia entre enero de 1990 y junio de 2017. También examinaron los posibles mecanismos subyacentes al efecto de diferentes productos lácteos y la leche sobre la regulación del peso corporal.

El análisis de 95 ensayos con 203.269 individuos mostró que la leche y los productos lácteos no estaban vinculados con la obesidad corporal en los niños. Los científicos no encontraron evidencia que sugiera que la grasa corporal varíe según el tipo de leche o los productos lácteos, o con la edad de los niños. Sin embargo, reconocen la falta de datos en niños de 1 a 5 años. Solo nueve estudios, de los cuales dos evaluaron las proteínas lácteas como componentes de los lácteos, encontraron una relación positiva entre la leche y los productos lácteos y la grasa corporal.

eLearning | Posgrados 2018