Diabetes - Publicado el 10 de agosto de 2021

Las dietas de bajo índice glucémico ayudarían a prevenir y controlar la diabetes

Las dietas de bajo índice glucémico ayudarían a prevenir y controlar la diabetes

La investigación llevada a cabo por investigadores del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) en la Universidad Rovira i Virgili, en colaboración con equipos de la Universidad de Toronto y de la Universidad de Zagreb, se realizó con el objetivo de utilizarse para la actualización de las guías de práctica clínica para la terapia nutricional en la diabetes de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

Para conocer el índice glucémico (IG) de un alimento, se comparan los niveles glucemia que se obtienen después del consumo de un alimento con los niveles que se obtienen tras la ingesta de glucosa pura o pan blanco (alimentos de referencia con un IG de 100). Se considera un IG bajo cuando es ≤55, medio cuando está entre 56 y 69, y alto cuando es ≥70. 

Investigaciones anteriores habrían demostrado que los patrones dietéticos que tienen un bajo índice glucémico o carga glucémica (CG) mejorarían el control glucémico y los factores de riesgo cardiometabólico en personas con riesgo de padecer diabetes o que ya la padecen, y se asociarían a una menor incidencia de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En este estudio se habría demostrado que los patrones dietéticos con un bajo IG/CG reducían la hemoglobina glicosilada (HbA1c), en comparación con las dietas con un IG/CG alto. Por otro lado, se habrían observado mejoras significativas en otros factores de riesgo cardiometabólico (colesterol y triglicéridos en sangre, peso corporal e inflamación) en el caso de pacientes diabéticos con niveles de glucosa en sangre moderadamente controlados.

Estos beneficios se habrían observado más allá del tratamiento farmacológico concurrente. Según Jordi Salas-Salvadó, uno de los autores del estudio, los patrones dietéticos de bajo IG/CG podrían ser especialmente útiles como tratamiento complementario para ayudar a las personas con diabetes tipo 1 y 2 a alcanzar sus objetivos de control glucémico y factores de riesgo cardiometabólico.