Más riesgo de obesidad en los bebés que complementaron su alimentación con leche con cereales

Publicado el 20 de diciembre de 2018


Los investigadores detrás del estudio, que ha sido publicada en ‘Acta Paediatrica’, habián vinculado previamente el consumo de bebidas de cereales a la leche a los seis meses de edad con un índice de masa corporal (IMC) alto a las edades de un año y año y medio. El estudio que ahora se presenta es del mismo grupo de niños, varios años después.

“Las bebidas a base de leche y cereales no son malas como tales; cómo se usa es el problema. Es decir, cuando se las ve no como una comida, sino como un suplemento para complementar otras comidas”, ha señalado Bernt Alm, profesor asociado de pediatría de la Academia Sahlgrenska.

El estudio de seguimiento incluyó a 1.870 niños en el condado de Halland, Suecia, cuyos datos se tomaron del Estudio de crecimiento y salud de Halland. Los servicios de salud infantil han registrado los datos de estatura y peso, mientras que la información sobre su ingesta de alimentos y bebidas proviene de los padres.

Entre los niños de cinco años, el 11,6 por ciento tenía sobrepeso y el 2,3 por ciento tenía obesidad. El riesgo de sobrepeso u obesidad resultó ser casi el doble si los niños habían consumido a diario, a los 12 meses de edad, bebidas de cereales con leche. Esta elevación del riesgo fue independiente de otros factores.

eLearning | Posgrados 2019