Médicos plantean un abordaje 3D para que la personas con obesidad bajen de peso

Publicado el 02 de diciembre de 2019


on tres palabras. No son mágicas. Pero aparecen como la llave para destrabar uno de los grande problemas médicos del Siglo XXI. Por más simples que parezcan, en ellas reside el secreto para que las personas con obesidad puedan bajar de peso y mantener su progresos sin efectos rebote.

Los médicos, nutricionistas y especialistas que se reunieron en la Obesity Week de Las Vegas, uno de los mayores eventos del rubro, las distinguieron así:

-Diagnostica la enfermedad

-Discutirla

-Establecer direcciones

Parece una respuesta simple pero no lo es. En realidad, esos tres puntos aparecen como los pilares claves para combatir la obesidad. Así lo reveló el estudio ACTION IO, un informe global realizado entre personas con obesidad y profesionales de la salud realizado en 11 países de los cincos continentes.

En total, el estudio patrocinado por el laboratorio Novo Nordisk, encuestó a más de 14.500 personas con sobrepeso y 2.800 médicos y los resultados son contundentes. Su objetivo es explorar las barreras y perspectivas sobre la obesidad en todo el mundo.

Al diagnosticarle obesidad a una persona se consiguieron mejores resultados (definidos como perder 5% o más de peso corporal y mantenerlo un año) que en aquellos casos en los que no fueron diagnosticados. Un 42% de los pacientes contra apenas un 35% de los no diagnosticados.

“Es importante el diagnóstico porque no estamos hablando de un tema estético, estamos hablando de una enfermedad crónica (controlable no tratable), y que a su vez está asociada a 200 patologías más”, explica la Dra. Mónica Katz (MN 60.164), presidenta de la Sociedad Argentina de Nutrición. “Lo primero es hacer un buen diagnóstico, que no se trate de un sobrepeso estético, que no sea producto de estigma que la sociedad crea en torno al sobrepeso”, agrega.

Discutir el tema con un especialista también es clave. Un 58% de las personas con obesidad que hablaron de su peso con un profesional de la salud tuvieron un mejor descenso de peso, más aún cuando hicieron consultas más periódicas.

“Los resultados del Action muestran que la gente no pide tratamiento para la obesidad, sobre todo los que más riesgo tienen, y que los profesionales de la salud no siempre discuten el tema con sus pacientes, porque no saben si están interesados, porque no saben cómo encararlo, lo cierto es que entonces, poca gente tiene agendada una entrevista para encarar el tema del peso”, señala Katz.

Autora del libro El Método NO DIETA. Cómo reconocer tus emociones para comer mejor, la especialista afirma que la mayoría de las personas necesitan asesoramiento profesional, pero puede ser de diversas formas: “A algunos les alcanza con una consulta, otros necesitan un grupo, algunos necesitan asesoramiento de alguien que no sea especialista, un médico de atención primaria, pero cuando estamos hablando de obesidad severa se necesita un especialista, no alcanza cambio de estilo de vida hay que pensar en fármacos o cirugía bariátrica”.

“Un problema de no discutir con un profesional es caer en la trampa de la propuesta mágica que circula en redes, amigos”, alerta Katz.

Ahí es cuando el tercer punto del abordaje 3D entra en escena: establecer direcciones.

¿Qué significa? Poner objetivos al largo camino que será cambiar estilo de vida y obtener resultados que tengan que ver con un cuerpo más cómodo y más sano. “Hay que saber a dónde puede ir, qué puede pasar, bajando expectativas irreales que no sirven. Lo peor que le puede pasar a una persona es tener muy alejada la expectativa del resultado, del mundo real obtenible”, esgrime la titular la Sociedad Argentina de Nutrición.

eLearning | Posgrados 2019