Para bajar de peso, no hay que contar calorías: lo importante es la calidad de la comida

Publicado el 28 de febrero de 2018


La estrategia sirvió tanto para las personas que seguían dietas reducidas en grasas como para las que seguían dietas reducidas en carbohidratos. Y en su éxito no parecía influir la genética o la respuesta de sus niveles de insulina a los carbohidratos, un hallazgo que pone en duda la idea, cada vez más popular, de que las dietas se deben recomendar a las personas con base en su composición genética o en su tolerancia a los carbohidratos o grasas.

eLearning | Posgrados 2020
Adicción Alimentaria: teoría, clínica y abordaje terapéutico
Universidad Austral - Facultad de Ciencias Biomédicas

Adicción Alimentaria

ÚLTIMOS DIAS | CLICK AQUÍ