Adulto Mayor - Publicado el 02 de febrero de 2022

Peso estable asociado a mejor salud cognitiva en adultos mayores

Peso estable asociado a mejor salud cognitiva en adultos mayores

Actualmente existen pruebas que asociarían el índice de masa corporal (IMC), con resultados cognitivos negativos en la tercera edad.  Los sujetos que fueron obesos en el periodo de la mitad de la vida tendrían un riesgo de demencia dos a tres veces mayor en comparación con los individuos que tuvieron un peso estable. 

Michal Schnaider Beeri del Departamento de Psiquiatría de Mount Sinai (USA) estudió la relación entre la variabilidad del peso y el deterioro de ciertas funciones de la cognición encontrando un vínculo entre ambas. Para realizar esta investigación, hizo un seguimiento de ≈16.000 adultos mayores sin demencia al inicio del estudio durante una media de cinco años. Este trabajo proporcionaría nuevas pruebas de que la variabilidad del IMC a lo largo del tiempo se asociaría con una tasa acelerada de deterioro cognitivo tras ajustar una amplia gama de posibles factores sociodemográficos, clínicos y funcionales. Cabe destacar además, que este patrón es consistente, independientemente de si una persona tiene un IMC normal, con sobrepeso u obeso. 

Los análisis de las capacidades cognitivas individuales utilizadas para construir la cognición global, habrían mostrado una asociación entre los cambios en el peso a lo largo del tiempo y un declive acelerado en la memoria episódica, la atención y el lenguaje.

En conclusión, estos resultados sugieren un valor clínico potencial en el seguimiento del IMC ya que permitiría identificar a quienes estén perdiendo capacidades cognitivas con una consiguiente intervención temprana.