Sorpresa: comer nos produce placer dos veces, no una como se creía

Publicado el 02 de enero de 2019


El placer que experimentamos al comer está mediado por una hormona, llamada dopamina, que nuestro cerebro segrega en diferentes cantidades cuando ingerimos alimentos para recompensarnos y propiciar que queramos comer de nuevo. Así, se garantiza nuestra supervivencia. Lo mismo ocurre con el sexo o con las conductas sociales.

Ahora bien, un nuevo estudio realizado en humanos por investigadores del Instituto Max Planck para la Investigación del Metabolismo (Alemania) ha descubierto que esa recompensa es doble. No se segrega dopamina en el cerebro una sola vez, como hasta ahora se pensaba, sino que se produce una descarga de este neurotransmisor dos veces: la primera cuando nos ponemos el bocado en la boca; y la segunda, cuando el alimento llega al estómago.

Es más, los investigadores han visto por qué ocurre cuando un alimento es muy apetecible nos lanzamos a comerlo en cantidades superiores a las necesarias, lo que puede llevarnos a desarrollar sobrepeso y obesidad.

eLearning | Posgrados 2019