Epilepsia refractaria: por qué una modificación en la alimentación reduce las convulsiones

Publicado el 26 de junio de 2018


Como explica la médica neuróloga infantil, Marisol Toma, siete de cada 10 pacientes que reciben dieta cetogénica (rigurosamente seleccionados para el inicio del tratamiento basándose en la evidencia científica) reducen en más de un 50% la cantidad de crisis, y dentro de este grupo el 40% las disminuye en más del 90%. El objetivo inicial es el control de las crisis convulsivas y la mejoría cognitiva del paciente, posteriormente como objetivo secundario se intentará disminuir la dosis de los fármacos antiepilépticos evitando así efectos no deseados, adversos, de la medicación.

"Con el inicio de la terapia cetogénica, los pacientes con epilepsia y sus familiares refieren, en la mayoría de los casos, una mejora cognitiva y conductual, este primer cambio se genera por los beneficios inherentes a la nueva terapia y a la reducción del número e intensidad de las crisis -refirió Toma-. El paciente está más atento, más alerta, responde mejor a las terapias de rehabilitación, mejora sus horas y calidad de sueño y obviamente, si hay respuesta al tratamiento, empieza a controlar sus crisis. También controlando su epilepsia mejora su calidad de vida".

eLearning | Posgrados 2018