¿Cuál es el impacto del microbioma en la salud y enfermedad del ser humano?

Publicado el 31 de mayo de 2019


En las últimas dos décadas, se está estudiando cada vez más el rol que cumple el microbioma del cuerpo humano en la salud y la enfermedad. La composición del mismo puede variar entre individuos, poblaciones y por el ambiente. A su vez, está conformada por diversas cepas bacterianas que se adquieren en la vida temprana y pueden persistir durante 17 años o alterarse relativamente rápido por un episodio agudo.

Además, se manifiesta de manera diferentes a lo largo de todo el organismo, ubicándose: en el intestino, tracto vaginal, piel, cavidad oral y nasal.

Tal es el motivo que, el Proyecto Integrativo de Microbiomas Humanos (iHMP) explora la dinámica temporal del microbioma y el huésped (las respuestas inmunes y el metabolismo) utilizando métodos multiómicos para comprender la interacción microbiano-huésped en estas condiciones.

Recientemente, tres estudios publicados en la revista Nature demuestran la manera en la que impacta el estilo de vida y el equilibrio de la microbiota en la salud humana. Entre ellos, se destacan en tres enfermedades: enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la prediabetes, el embarazo y el parto prematuro

En la primera investigación, investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Instituto Broad del MIT (EE.UU.) fueron pioneros en analizar el conjunto de eventos químicos y moleculares que alteran al equilibrio de la microbiota intestinal durante los brotes de enfermedades inflamatorias intestinales (EII), tales como, Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.  

Curtis Huttenhower y su equipo, analizaron a 132 personas con EII y a un grupo control de individuos sanos. Al ser un estudio de cohorte prospectivo, se logró identificar las diferencias en la composición de la microbiota, cambios en el huésped, como también, moléculas derivadas de la microbiota intestinal y cambios en la expresión génica en ambos grupos.

Finalmente, sostienen que sus hallazgos pueden ser un punto de partida para una descripción más completa del inicio y el transcurso de las EII, como también, para nuevos tratamientos terapéuticos médicos, bioquímicos y nutricionales.

En el segundo estudio, Michael Snyder junto a su equipo, revelaron nuevos datos sobre la relación microbiota intestinal y la prediabetes. Es un estudio analítico de cohorte prospectivo en el que seleccionaron a 106 individuos sanos y prediabéticos a lo largo de cuatro años, analizando los cambios moleculares, genéticos y microbianos. Al finalizar su investigación, sus resultados demostraron nuevos patrones que definirían posiblemente el desarrollo temprano de la Diabetes tipo 2, en algunos pacientes.

Por último, el tercer artículo analiza la influencia del microbioma vaginal en el riesgo del parto prematuro (menor a 37 semanas de gestación), el investigador Gregory Buck y su grupo estudiaron a 1527 mujeres durante su embarazo.

De modo que, observaron un desequilibrio en el microbioma vaginal asociado al riesgo de nacimientos prematuros, particularmente en mujeres con ascendencia africana y/o con recursos socioeconómicos bajos.

En efecto, aquellas mujeres que transitaron un parto prematuro poseían diferentes cepas bacterianas y niveles más bajos de Lactobacillis crispatus (bacteria ligada con la salud materna) en relación de los embarazos a término.

Este trabajo puede servir para mejorar nuestra capacidad de predecir en el futuro el nacimiento prematuro a principios del embarazo y para facilitar los ensayos clínicos mediante la identificación de pacientes de alto riesgo”, destacan los investigadores.

 

eLearning | Posgrados 2019
Estrategias de Comunicación y Motivación en Nutrición
Universidad Austral - Facultad de Ciencias Biomédicas

Comunicación y Motivación

INICIA EN 6 DIAS | INSCRÍBETE