Científicos encuentran la primera evidencia de que la dieta mediterránea protege contra comer en exceso

Publicado el 03 de mayo de 2019


La ciencia acaba de poner sobre la mesa la primera evidencia experimental de que la dieta mediterránea protege contra el aumento del consumo de calorías y la obesidad, en comparación con una dieta occidental.

Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina Wake Forest, en Winston-Salem, en Estados Unidos, trabajó con primates, a los que alimentaron con la dieta mediterránea. La conclusión es que estos animales optaron por no comer toda la comida disponible y mantuvieron un peso normal. "En comparación, los animales con una dieta occidental comieron mucho más de lo que necesitaban y aumentaron de peso", dijo la investigadora principal del trabajo, Carol Shively, profesora de patología de la Escuela de Medicina Wake Forest. Esta investigación, publicado en la revista Obesity, es el primer ensayo preclínico para medir los efectos del consumo a largo plazo de una dieta occidental frente a la mediterránea en enfermedades relacionadas con la obesidad, agregó Shively.

Hubo 38 mujeres de mediana edad en el estudio que se asignaron al azar a la dieta mediterránea u occidental. A ambos grupos se les asignó el peso de referencia y la grasa corporal y se les permitió comer todo lo que quisieron durante el estudio. "Lo que encontramos fue que el grupo de la dieta mediterránea en realidad comía menos calorías, tenía menos peso corporal y menos grasa corporal que los de la dieta occidental", revela Shively.

eLearning | Posgrados 2019