Comer carne procesada empeora el rendimiento físico

Publicado el 18 de junio de 2018


Expertos del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) encontraron que personas con una ingesta elevada de carnes procesadas tienen un 30% más probabilidades de empeorar su función física, en comparación con otras que apenas consumen este tipo de alimentos. Sin embargo, el consumo elevado de carnes rojas o blancas no se asoció a dicho empeoramiento.

La carne es un alimento con un contenido elevado de proteínas de alta calidad que mejoran la función muscular, pero también contiene una cantidad considerable de grasas saturadas y trans, especialmente si es procesada.

“Los resultados sugieren que el efecto beneficioso de las proteínas de calidad de la carne desaparece si está procesada, lo que incrementa su contenido en grasas no saludables, sodio y nitritos”, asegura la investigadora Ellen Struijk, primera autora del trabajo.

 

eLearning | Posgrados 2019