Cómo funcionan los grupos de Whatsapp para bajar de peso y por qué son un riesgo para la salud

Publicado el 08 de octubre de 2019


Entre sus más recientes usos, apareció la creación de grupos de Whatsapp para adelgazar, en los que se invita -especialmente a mujeres- a que reciban consejos y compartan imágenes con sus platos de comida, como una manera de acceder a un control a la hora de tentarse con alimentos y estrategias de la alimentación poco saludables.

Algunos pocos grupos están organizados por nutricionistas. Pero otros, en cambio, sólo son coordinados por personas que se presentan como “coach” o como “coach de la salud” y no están supervisados por licenciados en nutrición o médicos nutricionistas. En general, éstos últimos son los más visitados. 

Diferentes profesionales, especialistas en obesidad y nutrición, expresaron que la plataforma de mensajería podría ayudar, sólo con supervisión médica y seguimiento personalizado e incluso con un aporte científico transdisciplinar. Sin el asesoramiento y el seguimiento de un profesional de la salud, el uso del grupo de Whatsapp para bajar de peso podría traer aparejado un riesgo importante para la salud.

El Dr. Alberto Cormillot, médico especializado en nutrición y obesidad, opinó: “los grupos de Whatsapp con coach para adelgazar son un curanderismo más. No tienen validez científica, como tampoco la tienen los pastores sanadores, los pai, el tarot, la predicción del futuro según el vuelo de las aves que se practicaba en la Antigua Grecia o la borra de café. Se trata de tratamientos basados en la superstición”.

Además, comentó “el tratamiento de la obesidad es una combinación de la atención médica, la atención nutricional, la actividad física y los grupos de apoyo de personas recuperadas que complementan, pero no sustituyen al profesional de la salud”.

La Dra. Mónica Katz, médica especialista en nutrición, consideró que los grupos de Whatsapp para adelgazar son un peligro para las personas con sobrepeso u obesidad si no están coordinados por un profesional de la salud. “Son prácticas preocupantes porque usan a los grupos de Whatsapp sin que tengan evidencia científica de seguridad ni de eficacia. La persona que administra esos grupos sin ser médico o nutricionista no puede indicar un tratamiento”, expresó.

Además, la doctora Katz opinó que organizar un grupo de Whatsapp para adelgazar sin contar con un título de médico o de nutricionista implica pisar en un campo que ya está regulado por ley. Roza el intrusismo.

En un momento en que el sobrepeso y la obesidad son considerados una epidemia y en el que se suele estigmatizar a las personas afectadas, no es extraño que se recurra a cualquier propuesta de reducción de los kilos extra. Muchos buscan una salida rápida en dietas que se publicitan como mágicas para bajar de peso rápidamente, pero sin considerar los efectos posteriores. 

“Para el tratamiento de la obesidad, un grupo de Whatsapp sin la supervisión médica no es un camino efectivo. En cambio, la supervisión de un profesional sí puede contribuir a que los pacientes bajen su sobrepeso. Así como existen las viandas a domicilio supervisadas por nutricionistas o los grupos de pacientes que se reúnen semanalmente con supervisión, también hoy pueden existir los grupos de Whatsapp con profesionales, que colaboren con que la persona afectada por obesidad lleve un registro de sus comidas, adopte hábitos saludables en la alimentación, y realice actividad física”, comentó el Dr. Silvio Schraier.

eLearning | Posgrados 2019
Práctica Basada en la Evidencia para Profesionales Sanitarios
Academia Española de Nutrición y Dietética

Práctica Basada en la Evidencia

INICIA EN 8 DIAS | INSCRÍBETE