Comparan los efectos de tres dietas populares en la salud del corazón

Publicado el 03 de septiembre de 2019


Dietas ricas en las que tienen más peso los carbohidratos, las proteínas o las grasas "buenas":  a través del análisis de biomarcadores, investigadores examinaron los efectos en el corazón de esos tres regímenes que privilegian el consumo de diferentes macronutrientes. 

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center (EEUU) -cuyos hallazgos fueron publicados en el 'International Journal of Cardiology'-, analizaron muestras de sangre de 150 participantes en el 'Ensayo óptimo de ingesta de macronutrientes para prevenir la enfermedad cardíaca', un estudio de dos centros de investigación para pacientes hospitalizados realizados en Boston y Baltimore entre abril de 2003 y junio de 2005. Todos los participantes tenían presión arterial elevada.

Los participantes fueron alimentados con tres dietas distintas que ponían énfasis en loscarbohidratos, las proteínas o las grasas insaturadas. La primera era rica en carbohidratos -similar a la dieta DASH-, con azúcares, cereales y almidones; la segunda era una rica en proteínas, con el 10% de los carbohidratos reemplazados por esos macronutrientes; y la tercera era rica en grasas saludables como palta, pescado y nueces.

El equipo analizó los efectos de cada dieta a través de biomarcadores medidos al final de cada período de la dieta. Los resultados mostraron que las tres dietas saludables redujeron las lesiones cardíacas y la inflamación. Sin embargo, cambiar de macronutrientes no proporcionó beneficios adicionales.

Los responsables del estudio explican que estos resultados muestran, en primer lugar, que los efectos de la dieta sobre las lesiones cardíacas son rápidos y la lesión cardíaca puede reducirse poco después de adoptar una dieta saludable. En segundo lugar, no es el tipo de dieta lo que importa para lesión cardíaca, sino más bien la salud general de la dieta.

"Hay múltiples debates sobre carbohidratos y grasas en la dieta, pero el mensaje de nuestros datos es claro: comer una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, carnes magras y alta en fibra, que esté restringida en carnes rojas, bebidas azucaradas y dulces, no solo mejorará los factores de riesgo cardiovascular, sino que también reducirá las lesiones directas al corazón ", explica Stephen Juraschek, profesor asistente de Medicina en BIDMC y Harvard Medical School.

El investigador sugiere que es posible que los macronutrientes importen menos que simplemente comer alimentos saludables. Y añade que los hallazgos facilitan la flexibilidad en la selección de alimentos a aquellas personas que intentan llevar una dieta más saludable.