Descubren un nuevo vínculo entre la obesidad y la temperatura corporal

Publicado el 13 de marzo de 2018


Casi la mitad del presupuesto de energía humana gastado durante una vida sedentaria se utiliza para mantener una temperatura corporal de alrededor de 37 grados.

La investigación representa un vínculo previamente no reconocido entre los sistemas de detección térmica, la termorregulación y la ingesta de alimentos, que puede abrir nuevas vías para prevenir y tratar la obesidad.