Efectos de los edulcorantes en la microbiota intestinal: una revisión de estudios experimentales y ensayos clínicos

Publicado el 07 de febrero de 2019


El objetivo de esta revisión fue analizar críticamente las evidencias que apoyan los efectos de los edulcorantes no nutritivos, los sintéticos (acesulfamo K, aspartamo, ciclamato, sacarosa, neotamo, advantamo y sucralosa); los naturales (taumatina, glucósidos del esteviol, monelina, neohesperidina dihidrocalcona, y glicirricina) y los nutritivos -bajos en calorías- (polioles o alcoholes del azúcar) sobre la composición de la microbiota en el intestino humano.

Los edulcorantes basados en derivados de aminoácidos, como el aspartamo, por su baja concentración y porque los aminoácidos constituyentes son absorbidos en el duodeno e íleon, no ejercen cambios en la microbiota intestinal. 

Los investigadores concluyen que existe falta de evidencia relacionada con los efectos de los edulcorantes no calóricos en el apetito, en la ingesta a corto plazo y en el riesgo de diabetes y cáncer. Entre los edulcorantes no calóricos únicamente la sacarina y la sucralosa podrían tener capacidad de cambiar la microbiota, pero se requieren más estudios en humanos para confirmar estos cambios.        

Es destacable que los edulcorantes de tipo poliol, que no se absorben o lo hacen pobremente, tales como isomaltosa, maltitol, lactitol y xilitol, se comportan como verdaderos prebióticos, pudiendo alcanzar al intestino y aumentando el número de bifidobacterias tanto en animales como en los humanos. 

Es necesario realizar más investigaciones sobre los efectos de los edulcorantes en la composición del microbioma intestinal de los humanos y así confirmar cualquier efecto que se puedan haber encontrado en estudios experimentales en animales.

eLearning | Posgrados 2019
Estrategias de Comunicación y Motivación en Nutrición
Universidad Austral - Facultad de Ciencias Biomédicas

Comunicación y Motivación

INICIA EN 0 DIAS | INSCRÍBETE