Exosomas en los alimentos: beneficios y relevancia clínica para la salud humana

Publicado el 07 de abril de 2020


Los exosomas, también denominados como vesículas extracelulares, se pueden describir como un tipo de componente bioactivo que se ha descubierto de forma relativamente reciente en los alimentos. Los exosomas son orgánulos de tamaño muy pequeño que están unidos a la membrana y que son secretados por la vía endosómica de las células eucariotas que facilitan la comunicación intercelular.

Numerosos estudios han informado sobre el aislamiento de los exosomas de algunos alimentos siendo algunos de los ejemplos estudiados: el limón, el jengibre, la leche, el brócoli, las uvas, el pomelo y la zanahoria. Debido a su absorción por las células intestinales y por su circulación por el torrente sanguíneo, los exosomas derivados de estos alimentos, pueden llegar a órganos distantes con efectos beneficiosos sobre la salud general de todo tipo de personas en cualquier etapa del ciclo vital. Por lo tanto, su potencial papel beneficioso para la salud es muy importante.

Se habrían demostrado algunos efectos de exosomas derivados de alimentos frente a enfermedades, así como en la modulación de la microbiota intestinal. Sin embargo, el mecanismo subyacente de todos estos efectos en la salud humana es aún desconocido. Los exosomas podrían proporcionar vehículos biocompatibles para la administración de medicamentos. Por lo tanto, los exosomas derivados de los alimentos, podrían permitir el desarrollo de terapias seguras y específicas para el tratamiento de diversas enfermedades.

Esta revisión recientemente publicada, señala los exosomas derivados de alimentos y su contenido, centrándose en el papel en la enfermedad y en la salud de todo tipo de sujetos y estudiando su uso potencial como agentes terapéuticos. Presenta un resumen sobre los exosomas de diversos alimentos , el potencial terapéutico, la ruta de administración y los modelos en los que se está validando. Respecto al potencial terapéutico, se destaca la posible aplicación en diferentes tipos de cáncer (colon, mama, ovario, pulmón, páncreas, próstata, cerebral, oral, cabeza y cuello), enfermedades gastrointestinales (colitis ulcerosa, enfermedades intestinales inflamatorias), esclerosis, artritis y otras enfermedades relacionadas con el proceso de inflamación. Además, en esta revisión se realiza una recopilación específica de los exosomas derivados de la leche en relación con la salud infantil y la enfermedad.

La evidencia creciente habría demostrado el efecto de los exosomas derivados de los alimentos tanto en procesos fisiológicos como patológicos y su uso potencial para el tratamiento y la mejora de las enfermedades, ofreciendo nuevas soluciones terapéuticas. La importancia de estas nuevas aplicaciones se basa en las ventajas sobre otras opciones terapéuticas existentes. Sin embargo, los exosomas naturales derivados de los alimentos presentan un potencial que aún requiere numerosas investigaciones.

En conclusión, según esta revisión, habría evidencia de resultados prometedores sobre el uso de exosomas derivados de alimentos, en especial, en enfermedades como el cáncer o en procesos relacionados con la inflamación. Desde el punto de vista de las aplicaciones futuras, será necesario el desarrollo de mejoras técnicas, así como una comprensión más profunda de estos procesos para ayudar a la comunidad científica a proporcionar una herramienta eficiente para el tratamiento de diversos problemas de salud.

eLearning | Posgrados 2020