Hipertensión ¿y Alzheimer? Un estudio asegura que el exceso de sal promueve el deterioro cognitivo

Publicado el 08 de noviembre de 2019


La sal es mala. Son conocidos por todos los efectos del exceso de sodio en la presión arterial y sus consecuencias a nivel cardiovascular.

Ahora se supo que, al parecer, no se trata sólo de un problema de presión arterial elevada: comer demasiada sal causa deterioro cognitivo, según concluyó un estudio realizado por científicos del Weill Cornell Medical College de Nueva York.

La investigación realizada en ratones fue liderada por el científico italiano Costantino Iadecola y entre las conclusiones publicadas por la revista Nature figura que “una dieta extremadamente salada puede provocar que los ratones acumulen tau modificada, una proteína asociada con afecciones que causan demencia, incluido el Alzheimer”. Un hallazgo calificado por los científicos como “preocupante”, aunque “se necesita más investigación para ver si los resultados pueden ser válidos en humanos”, advirtieron los investigadores.

En particular -reveló el estudio- los ratones alimentados con una dieta rica en sal (8-16 veces más alta que una normal) fueron menos capaces de reconocer nuevos objetos y tuvieron dificultades para realizar una prueba de laberinto. Los autores explicaron cómo una alta ingesta de sal reduce la síntesis de óxido nítrico, lo que conduce a la activación de una enzima (CDK5) involucrada en la fosforilación de la proteína tau.

“Nuestro estudio destacó un mecanismo clave en ratones; ahora nuestro objetivo es verificar los resultados en humanos”, destacó Costantino Iadecola, responsable del trabajo, quien alertó: “Pero no es la sal agregada mientras cocinamos en casa la que nos lleva al exceso: el 60/70 por ciento del sodio que consumimos está ‘oculto’ en los alimentos procesados, en las comidas preparadas, en los que comemos en los restaurantes. Nadie sabe exactamente cuánta sal se usa”.

eLearning | Posgrados 2019