Cáncer - Publicado el 30 de diciembre de 2021

La dieta rica en fibra potenciaría el beneficio de la inmunoterapia sobre el melanoma

La dieta rica en fibra potenciaría el beneficio de la inmunoterapia sobre el melanoma

El trabajo publicada en la revista 'Science' señala que  los pacientes con melanoma que declararon consumir más alimentos ricos en fibra al iniciar el tratamiento de inmunoterapia sobrevivieron mayor cantidad de tiempo sin que el cáncer creciera que los pacientes con una ingesta insuficiente de fibra en la dieta. Tras examinar el perfil de la microbiota fecal, dieta y suplementación alimentaria, tanto en pacientes como en modelos animales, los científicos constataron que la dieta rica en fibra prolongaría la supervivencia, particularmente en los pacientes en los que el aporte de fibra es suficiente, y en ausencia de consumo de probióticos que no requieren prescripción médica.

Los pacientes que informaron de que comían mayor cantidad de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales cumplían el umbral del estudio para la ingesta suficiente de fibra. Los 37 pacientes con un consumo suficiente de fibra tuvieron una mejor supervivencia libre de progresión (mediana no alcanzada) en comparación con los 91 pacientes con una ingesta insuficiente de fibra (mediana de 13 meses). Cada incremento de cinco gramos en la ingesta diaria de fibra se asoció con un riesgo de progresión del cáncer o de muerte 30% menor.

Cuando los sujetos se agruparon además según la dieta alta o baja en fibra y el uso de suplementos probióticos disponibles en el mercado, se habría observado una respuesta a la inmunoterapia en 18 de 22 pacientes (82%) que informaron de una ingesta suficiente de fibra y no utilizaron probióticos, en comparación con la respuesta observada en 60 de 101 (59%) pacientes que informaron de una ingesta insuficiente de fibra o del uso de probióticos.

La respuesta se definió como una reducción completa o parcial del tumor o una enfermedad estable durante al menos seis meses. El uso de probióticos por sí solo no se asoció con una diferencia significativa en la supervivencia libre de progresión o en las probabilidades de respuesta a la inmunoterapia.

Los hallazgos obtenidos en los modelos preclínicos fueron muy similares, proporcionando además evidencia de que la dieta pobre en fibra o el consumo de probióticos reducen la respuesta a los anticuerpos anti-PD-1, un tipo de ICI, lo que se refleja en una notable disminución del número de linfocitos T productores de interferón-gamma en el microentorno tumoral.