La dieta y el índice de masa corporal podrían alterar la respuesta al tratamiento en trastorno bipolar

Publicado el 09 de octubre de 2018


Un grupo de científicos australianos, alemanes y estadounidenses ha demostrado que aquellos pacientes que tienen una dieta compuesta por alimentos de alta calidad, menos inflamatoria y/o un índice de masa corporal (IMC) bajo responderían mejor a un tratamiento complementario dietético proporcionado como parte de un ensayo clínico.

En el estudio, un total de 133 participantes debían tomar una combinación de nutracéuticos, incluido el aminoácido antiinflamatorio n-acetilcisteína (NAC), o un placebo, durante 16 semanas. Los participantes recibieron la medicación del estudio además de cualquier tratamiento estable que ya estuvieran recibiendo. Los investigadores midieron el IMC al comienzo del estudio y luego midieron el nivel de depresión. Además, también evaluaron si un participante estaba mejorando y, de ser así, cuánto en las siguientes 20 semanas.

Los sujetos del estudio completaron además un cuestionario sobre lo que comen habitualmente durante el año y los investigadores estudiaron la calidad de la dieta. La misma se clasificó como antiinflamatoria o proinflamatoria.

“Las personas que tenían una dieta de mejor calidad, una dieta con propiedades antiinflamatorias o un IMC más bajo, mostraron una mejor respuesta al tratamiento nutracéutico adicional que las que informaron una dieta de baja calidad, una con alimentos que promuevan la inflamación o con sobrepeso”, concluye la investigadora principal, Melanie Ashton

eLearning | Posgrados 2018