Nutrición Infantil - Publicado el 08 de junio de 2021

La enfermedad celíaca en niños se ha duplicado en los últimos 25 años

La enfermedad celíaca en niños se ha duplicado en los últimos 25 años

Un nuevo programa de cribado de 7.760 niños de entre cinco y once años en ocho provincias de Italia habría revelado que la prevalencia global de la enfermedad celíaca era del 1,6%, mucho mayor que el 1% aproximado de la población mundial que se cree que estaría actualmente afectada por la enfermedad. 

"Nuestro trabajo muestra que la prevalencia de la enfermedad celíaca en los escolares se ha duplicado en los últimos 25 años en comparación con las cifras informadas por nuestro equipo en un grupo de edad escolar similar", comentó la autora principal del ensayo multicéntrico CELI SCREEN, la profesora Elena Lionetti. "Nuestra opinión es que hay más casos de enfermedad celíaca que en el pasado y que no podríamos descubrirlos sin una estrategia de detección".

Los niños fueron sometidos a un análisis de sangre de la yema del dedo para detectar mutaciones en el gen de los antígenos leucocitarios humanos (HLA), que predispone al niño al desarrollo de la enfermedad celíaca. En caso de ser positivos, se examinaba a los para detectar anticuerpos contra el gluten. A continuación, se confirmó el diagnóstico utilizando los criterios de la ESPGHAN (Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición).

Lionetti señaló que el estudio habría mostrado que la detección en la infancia conduce a que se diagnostiquen más casos de enfermedad celíaca que en la atención estándar (donde los niños se someten a pruebas si presentan síntomas o se examinan debido a antecedentes familiares de la enfermedad).

"Actualmente, el 70% de los pacientes con enfermedad celíaca no son diagnosticados y este estudio muestra que se podrían identificar significativamente más, y en una etapa más temprana, si el cribado se realizara en la infancia con pruebas de cribado no invasivas. El diagnóstico y la retirada del gluten podrían prevenir daños en las vellosidades (proyecciones en forma de dedos que recubren el intestino), lo que puede provocar una mala absorción de nutrientes y afecciones a largo plazo como problemas de crecimiento, fatiga y osteoporosis (una afección ósea frágil) ´, comenta la profesora Lionetti.

Según la autora, el estudio habría demostrado que el cribado sería una herramienta eficaz para diagnosticar la enfermedad celíaca en niños, lo que podría ayudar a evitar mucho sufrimiento innecesario de lo que puede ser una afección difícil de detectar.

Tunde Koltai, presidente de AOECS (Asociación de Sociedades Celíacas Europeas) y representante de pacientes del Comité de Asuntos Públicos de ESPGHAN,  destacó además que "este estudio se suma a la creciente base de evidencia de que el número de personas en Europa con enfermedad celíaca está aumentando, y aún quedan muchas sin diagnosticar. Es esencial que adoptemos una estrategia de detección eficaz de la enfermedad celíaca en toda Europa para garantizar que los niños y la población en general sean diagnosticados lo antes posible para que puedan tener la mejor calidad de vida posible".