La moda de las harinas proteicas

Publicado el 28 de marzo de 2018


La transformación es posible si se reemplaza la molienda de cereales por la de semillas oleaginosas y frutos secos, como la chia, la almendra, el arroz, etc.

“La particularidad de estas harinas es que aportan más proteínas que las tradicionales, tienen menos carbohidratos y son fuente de fibras, vitaminas y minerales. Además, no contienen gluten, lo que las hace aptas para celíacos”, explica la licenciada en Nutrición Analía Moreiro.

Pero ya se sabe, lo perfecto no existe, por eso la contra es que “aportan más calorías y son altas en grasas, saludables, pero grasas al fin”, indica Mercedes Ayzaguer, nutricionista.

Su consumo pega fuerte en el ámbito del deporte y el fitness, universos en los que se sobrevaloran las proteínas por su capacidad para incrementar la masa muscular.

eLearning | Posgrados 2018
Avances en la Práctica Profesional del Dietista-Nutricionista en Restauración Colectiva
Academia Española de Nutrición y Dietética

Restauración Colectiva

INICIA EN 239 DIAS