No habrá país que baje la obesidad

Publicado el 30 de noviembre de 2018


Ningún país está encaminado a detener el aumento de la obesidad en adultos para 2025, una de las metas adoptadas en 2013 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir las enfermedades no transmisibles.

Así lo recoge el último Informe de la nutrición global, difundido ayer por un grupo de expertos independientes internacionales, que tras evaluar los datos de 194 países llegó a la conclusión de que el nivel de malnutrición es "inaceptablemente alto" y "un problema universal que ningún país puede pasar por alto".

La directora del Centro de investigación de ambientes alimentarios y prevención de enfermedades crónicas asociadas a la nutrición (CIAPEC) de la Universidad de Chile, Camila Corvalán, subrayó que "ha tomado demasiado tiempo implementar acciones y originalmente ha costado darse cuenta de que había una epidemia", dijo a Efe.

Según el informe, casi la mitad de los países —94 de ellos— va camino de cumplir al menos una de las nueve metas en nutrición que entre 2012 y 2013 fijó la OMS a nivel global para 2025.

Sin embargo, el estudio también apunta a que ningún país está avanzando lo suficiente para lograr detener la obesidad en adultos para esa fecha, así como tampoco ninguno se aproxima a cumplir los nueve objetivos, que incluyen la reducción de la malnutrición infantil, la anemia en mujeres y el consumo de sal.

Además, 124 países experimentan más de una forma de malnutrición, entre los que hay 41 con altos niveles de los tres tipos (desnutrición, sobrepeso y carencia de micronutrientes).

eLearning | Posgrados 2018