Descubren un nuevo mecanismo que regula la inflamación en la obesidad y la diabetes

Publicado el 10 de abril de 2019


El trabajo se centra en un metabolito, el succinato, que es capaz de actuar fuera de la célula como si fuese una hormona (a través de un receptor), modificando el metabolismo energético; en otros estudios se había demostrado que los pacientes con obesidad y diabetes, en los cuales existe una inflación crónica de bajo grado, presentan niveles en sangre de succinato elevados.

"Mediante la combinación de estudios básicos en modelos animales transgénicos y estudios en pacientes, hemos constatado la importancia de este nuevo mecanismo en el proceso inflamatorio del tejido adiposo en la obesidad", ha destacado la investigadora líder.

"Pueden actuar de forma dual, o bien favoreciendo los procesos inflamatorios --macrófagos de tipo M1-- o bien facilitando un ambiente anti-inflamatorio y reparador, encargados de desactivar los procesos inflamatorios mediante un proceso conocido como resolución de la inflamación, que son los de tipo M2", ha detallado Fernández-Veledo.

El balance entre estos dos tipos de macrófagos (M1 y M2) es esencial para el sistema inmune, ya que la inflamación es una respuesta de defensa del organismo pero cuando persiste es perjudicial, y en el tejido adiposo de los pacientes obesos existe un predominio del proceso inflamatorio que se perpetua, produce inflamación crónica de bajo grado.

Esta inflamación está detrás de muchas complicaciones asociadas a la obesidad, como la mayor mortalidad cardiovascular o la aparición de diabetes, y en este estudio "se identifica por primera vez al succinato" y su receptor como actores fundamentales en la resolución de la inflamación.

eLearning | Posgrados 2019