Hallan 14 variantes genéticas que hablan de un fenotipo de adiposidad favorable

Publicado el 06 de noviembre de 2018


El equipo examinó los datos del banco biológico del Reino Unido de más de 500.000 personas de entre 37 y 73 años, utilizando imágenes de resonancia magnética (IRM) de las cinturas de estas personas para hacer coincidir dónde almacenaban grasa adicional con si mostraban signos de diabetes tipo 2, infarto y riesgo de ictus.

Así, encontraron 14 variaciones genéticas o cambios en la molécula de ADN relacionada con un mayor índice de masa corporal (IMC) pero menor riesgo de diabetes, presión arterial y riesgo de enfermedad cardiaca. El estudio, publicado en la revista 'Diabetes', mostró que, a medida, que aumentan de peso, las personas que llevan estos factores genéticos lo almacenan de manera segura debajo de la piel y, por lo tanto, tienen menos grasa en sus órganos principales como, por ejemplo, el hígado, páncreas y riñones.

Estos hallazgos ayudarán a comprender los mecanismos que retrasan o protegen a ciertas personas con sobrepeso u obesidad para que no desarrollen resultados metabólicos adversos, como la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiaca y la hipertensión.

eLearning | Posgrados 2018