Explican las razones del retraso de la pubertad en adolescentes con anorexia

Publicado el 23 de octubre de 2018


En este estudio llevado a cabo en modelos preclínicos, los investigadores han demostrado que el sensor energético ‘AMPK’, se activa para retrasar la pubertad en condiciones de balance energético negativo provocado por una nutrición deficiente.

Este efecto se produce por una supresión en la producción de las ‘kisspeptinas’, moléculas cerebrales que activan el sistema reproductor y que son imprescindibles para la correcta maduración puberal y por tanto, para que la pubertad comience a una edad adecuada.

En relación con el control metabólico y nutricional de la pubertad, durante los últimos años se ha detectado un incremento muy notable de los desórdenes metabólicos en la población pediátrica a nivel mundial. Éstos abarcan problemas tan alarmantes como el aumento de la tasa de obesidad infantil o la alta frecuencia de los trastornos alimentarios, tales como la anorexia o la bulimia.

Aunque, a priori, podría parecer que estas alteraciones en la edad de la pubertad no suponen un problema de salud grave, estudios recientes han demostrado que este fenómeno puede tener un impacto negativo sobre la salud en etapas posteriores del desarrollo, habiéndose descrito una asociación de dichas alteraciones puberales con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardio-metabólicas (como hipertensión, obesidad y diabetes), cáncer de mama, desórdenes del comportamiento, talla baja e incluso una menor esperanza de vida.

Sin embargo, aún no se conocen de forma precisa los mecanismos a través de los cuales las señales metabólicas interaccionan con el eje reproductor en situaciones de pubertad alterada asociada a patologías metabólicas. El trabajo que ahora se publica contribuye a elucidar algunos de los factores implicados en este fenómeno.

eLearning | Posgrados 2019