La OMS lanza el primer programa de precalificación de la insulina para ampliar el acceso a este tratamiento vital para la diabetes

Publicado el 14 de noviembre de 2019


La precalificación de la insulina es uno de los pasos que la OMS dará el próximo año para hacer frente al creciente número de personas con diabetes. Hay planes en marcha para actualizar las directrices sobre el tratamiento de la diabetes, diseñar estrategias de reducción de precios para los análogos y mejorar el acceso a las pruebas diagnósticas. La OMS también colabora con los países para promover dietas más sanas y la actividad física con el fin de reducir el riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Unos 65 millones de personas con diabetes de tipo 2 necesitan insulina, pero solo la mitad pueden acceder a ella, debido en gran medida a los altos precios. Todas las personas con diabetes de tipo 1 necesitan insulina para sobrevivir.

«La diabetes está en aumento en todo el mundo, sobre todo en los países de ingresos bajos», dice el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. «Muchas personas que necesitan insulina se enfrentan a dificultades económicas para acceder a ella, o se quedan sin ella y arriesgan sus vidas. La iniciativa de la OMS de precalificación de la insulina es un paso fundamental para asegurar que todos aquellos que necesiten este producto vital puedan acceder a él».
Se espera que la precalificación de la insulina por parte de la OMS impulse el acceso aumentando el flujo de productos de calidad garantizada en el mercado internacional y ofreciendo más opciones a los países, y a los pacientes precios más bajos.

A pesar de una amplia oferta, los precios actuales de la insulina son un obstáculo al tratamiento en gran parte de los países de ingresos bajos y medianos. Tres fabricantes controlan la mayor parte del mercado mundial de insulina, fijando precios que son prohibitivos en muchos casos.

Los datos recogidos por la OMS en 2016-2019 en 24 países de cuatro continentes mostraron que la insulina humana solo estaba disponible en el 61% de los centros de salud. El suministro mensual de insulina le costaría por ejemplo a un trabajador de Accra (Ghana) el equivalente a 5,5 días de salario por mes, o el 22% de sus ingresos. Por otro lado, en los países ricos, la gente a menudo tiene que racionar la insulina, lo cual puede ser mortal si no reciben dosis suficientes.

«Es de esperar que la precalificación de productos de otras empresas ayude a nivelar el terreno de juego y a garantizar un suministro más constante de insulina de calidad para todos los países», dice la Dra. Mariângela Simão, Subdirectora General de la OMS para Medicamentos y Productos Sanitarios.

En la actualidad hay más de 420 millones de personas con diabetes. Es la séptima causa de muerte y una de las principales causas de complicaciones como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, ceguera y amputaciones de miembros inferiores.

eLearning | Posgrados 2019