Las redes sociales aumentarían la aparición de conductas alimentarias negativas en los adolescentes

Publicado el 26 de diciembre de 2019


Los investigadores encuestaron a 996 estudiantes de aproximadamente 13 años, sobre el uso de plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram, Snapchat y Tumbler. Además, preguntaron a los niños sobre conductas alimentarias negativas, como preocupación por su peso o forma, atracones, saltarse comidas o regímenes de ejercicio estrictos.

El estudio se centró principalmente en dos cuestiones relacionadas con la alimentación: qué pensaban los adolescentes sobre su cuerpo y sobre la alimentación, y si desarrollaban estos comportamientos alimenticios desordenados como saltarse comidas o hacer ejercicio en exceso.

"Sospechamos que el uso de las redes sociales está alentando a los jóvenes a compararse con sus pares y con otros, particularmente en su apariencia, a una edad en la que los adolescentes son muy vulnerables a las influencias", señaló el autor principal del estudio, Simon Wilksch de la Universidad de Flinders.

En relación a la frecuencia con la que los adolescentes demostraban preocupación por su imagen corporal o problemas en sus hábitos alimenticios, las niñas que usaban Snapchat tenían un 39% más de probabilidades de desarrollar estos problemas que las que no usaban dicha plataforma. Tumblr se asoció con una probabilidad 43% mayor de problemas cognitivos relacionados con la alimentación.

En el caso de los varones todas las plataformas de redes sociales mencionadas se asociaron con mayores problemas de cognición. El riesgo aumentado varió del 24% para Snapchat al 53% para Tumblr.

En comparación con las niñas sin cuentas de redes sociales, las niñas con dos o más tenían tres veces más probabilidades de reportar desórdenes en la conducta alimentaria. Mientras que los niños con tres o cuatro cuentas tenían cinco veces más probabilidades de reportar desórdenes en la conducta alimentaria que los niños sin cuentas en las redes sociales.

"No es solo el contenido, sino las interacciones que los adolescentes tienen con amigos y seguidores a las que los padres deben prestar atención", señaló C. Alix Timko, psicólogo de la evaluación del trastorno de la alimentación. "Lamentablemente, es poco probable que monitorear o prevenir el uso de las redes sociales prevenga los desórdenes en la alimentación.”

eLearning | Posgrados 2020
Nutrición y Cáncer
Sociedad Argentina de Nutrición Clínica

Nutrición y Cáncer

INICIA EN 7 DIAS | INSCRÍBETE