Precios relativos al contenido calórico de los alimentos saludables y poco saludables y su relación con el nivel económico de diferentes países

Publicado el 29 de agosto de 2019


El objetivo de este estudio fue  comparar los precios relativos según su contenido calórico en diferentes categorías de alimentos en 176 países y comprobar las asociaciones con indicadores dietéticos y nutricionales.

Para la realización de este estudio, se utilizaron los precios de 657 productos alimenticios estandarizados del Programa Internacional de Comparación de 2011. Para la comparativa de los precios relacionados con su contenido calórico, fueron utilizadas las bases de datos de las tablas de composición de alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (U.S. Department of Agriculture, USDA), clasificándose los productos de forma específica en 21 grupos de alimentos.  Los 21 grupos de alimentos, posteriormente se dividieron en 4 grandes grupos:
1.    alimentos ricos en almidón, con 9 categorías de cereales y tubérculos;
2.    alimentos vegetales: fundamentalmente frutas y verduras; legumbres, frutos secos y cereales infantiles fortificados;
3.    alimentos fuentes de proteína animal: incluyéndose también las carnes rojas procesadas y no procesadas;
4.    alimentos ricos en azúcar, grasas y sal: incluyéndose el azúcar, numerosos aceites y grasas y alimentos procesados con alto contenido en azúcar, grasas y sal.

Se calcularon los precios relativos según las calorías para los 3 productos más baratos en cada grupo de alimentos, en relación con el coste ponderado de una canasta básica de alimentos. También fueron analizadas las diferencias de los precios calóricos relativos entre diferentes niveles de ingresos y las regiones del Banco Mundial.

Desde el punto de vista estadístico, se utilizaron modelos de regresiones entre países para estudiar las asociaciones con los indicadores dietéticos de la Encuesta demográfica de salud de mujeres, Demographic Health Survey dietary indicators (15-49 años) y de niños de 12 a 23 meses de edad e indicadores de la OMS sobre la prevalencia del retraso en el crecimiento de niños menores de 5 años y la prevalencia de sobrepeso en adultos.

La mayoría de los alimentos que no eran cereales, fueron relativamente baratos en los países de mayores ingresos, incluyéndose alimentos ricos en azúcar y grasas. En los países de ingresos bajos, los alimentos saludables eran en general, caros, especialmente la mayoría de los alimentos de origen animal y los cereales infantiles fortificados (CFI). Los precios relativos más altos según el contenido calórico de un alimento, predeciría un menor consumo entre los niños. Esto pudo observarse en 7-9 de los grupos de alimentos evaluados.

Los precios más altos de la leche y de los cereales infantiles fortificados, se asociaron de forma positiva con los patrones internacionales de retraso en el crecimiento infantil: un aumento de una desviación estándar de los precios de la leche se asoció con un aumento de 2,8 puntos porcentuales en la prevalencia del retraso en el crecimiento. Además, pudo observarse como un aumento de una desviación estándar en los precios de los refrescos se asoció con una reducción de la prevalencia de sobrepeso de 3,6 puntos porcentuales.

En el artículo publicado, se desarrolla un análisis detallado de todos los países evaluados (n=176), en relación con todos los grupos y subgrupos considerados, así como un estudio detallado sobre los patrones dietéticos en mujeres adultas y niños y el sobrepeso en adultos y el retraso del crecimiento de los niños

Podría concluirse que, los precios relativos de los alimentos según su contenido calórico varían sistemáticamente entre países y explican, al menos de forma parcial, las diferencias internacionales en la prevalencia de desnutrición en niños y de sobrepeso en adultos. Las investigaciones futuras deberían centrarse en la modificación de los precios relativos a las calorías para lograr obtener mejores resultados dietéticos y nutricionales, en especial, en relación con el retraso del crecimiento y el sobrepeso.